La séptima aparición de la Virgen de Fátima

Autor: P. Nilo Joao Werner Vechi, LC

“El 13 de mayo la Virgen María bajó de los cielos a Cova de Iria…” Hemos celebrado los 100 años de este evento maravilloso en que la Santa María una vez más vino a traernos un mensaje de paz. Hasta el Papa Francisco quiso estar presente en Fátima para celebrar esos 100 años en que la Santa Madre de Dios pisó esta tierra que también podemos llamar de santa. En esta aparición la Santa Virgen de las Vírgenes dice a los 3 pastorcitos que va a aparecer 5 veces más, el día 13 de cada mes, hasta octubre. Y así fue; en cada aparición había cada vez más gente queriendo acompañar a los 3 niños en la cova de Iria.
El 13 de junio era fiesta de San Antonio. El más molesto con la “supuesta” aparición fue el párroco que, además de no creer en las apariciones, sentía que perdería participantes en la tradicional fiesta de San Antonio de Lisboa (es el mismo San Antonio de Padua, pero los portugueses tienen la alegría de recordar que nació en su país).
El 13 de julio la Madre de Cristo aparece por la tercera vez; se considera que es una de las apariciones más importantes. Es cuando ella cuenta a los 3 pastorcitos los 3 “secretos”; la verdad se trata de 1 solo secreto que tiene 3 partes. La primera parte fue una visión del infierno que la Madre de la Iglesia permitió a los 3 niños. La segunda parte fue que la guerra iba a acabar (en 1917 estaban en plena Primera Guerra Mundial). La tercera parte fue que un Papa iba a morir asesinado.
El 13 de agosto no hubo aparición: un gobernante de la región secuestró a los 3 pastorcitos y los metió en la cárcel. Lo providencial es que los presos eran buenas gentes y trataron bien a los 3 niños. Cuenta Lucía en sus memorias que Jacinta lloraba y un preso la sostuvo en sus brazos consolándola e, incluso, bailando con ella. También relata Lucía que los presos aceptaron rezar el rosario con ellos y que uno se quitó el sombrero a pedido de Francisco.
Así como la Virgen de Guadalupe hizo con San Juan Diego cuando este cambió la ruta para no encontrarla, la Madre de la Divina Gracia también fue al encuentro de los 3 pastorcitos dado que ellos no pudieron comparecer el día 13. Esta cuarta aparición de la Madre Purísima fue el día 19 de agosto, en un bosque cerca de la casa de los niños.
El 13 de septiembre ya eran miles de personas que acompañaban a los 3 pastorcitos en la Cova de Iria. La Madre Castísima confirma que va a aparecer una vez más en el mes siguiente y que hará un grande milagro para que todos crean.
El 13 de octubre, con una multitud que pasaba de 70 mil personas, la Madre siempre Virgen aparece y hace el extraordinario milagro del sol. Fue el milagro visto por más personas en la historia de la humanidad. Nadie pudo negar que el milagro fue espectacular y se cumplió la promesa de la Madre Inmaculada. Todos se maravillaron con el milagro que ayudó la fe y la conversión de muchas personas, hasta hoy. Al día siguiente, en el periódico “o século” un periodista dio su testimonio: “yo soy ateo, pero ayer vi el sol bailar…”
La séptima aparición de la Virgen de Fátima corresponde a cada uno de nosotros. Es importante que la llevemos a las personas por todos los medios posibles. Que recemos el Rosario como la Madre Amable nos pide y colaboremos para que ella sea más conocida, venerada y amada. Recordemos que la Madre Admirable jamás nos abandona; está siempre atenta a nuestras necesidades, como Buena Madre, e interviene en la Tierra cuando es necesario; a lo largo de la historia de la Iglesia, la Madre del Buen Consejo ha aparecido en varios rincones del mundo, siempre invitando a la oración, al amor y al perdón. Estamos celebrando los 100 años de su aparición en Fátima y en el próximo día 12 de octubre los 300 años de su aparición en Brasil. La Madre del Creador también apareció de forma milagrosa en un río y por eso los brasileños la llaman Nuestra Señora Aparecida. Que la Madre del Salvador interceda por todo el mundo, para que tengamos más paz. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros ahora y en la hora de
nuestra muerte, Amén.

P. Nilo Joao Werner Vechi, LC.

Capellán y Asesor Espiritual Instituto Irlándes Femenino, México

nvechi@legionaries.com

Categorías: Fatimazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Fatimazo

La Virgen de Fátima y el Sufrimiento

La Virgen de Fátima y el sufrimiento Autora: Effy J. De Lille Basulto. La admirable disposición que adquirieron los tres videntes de Fátima para sufrir física y espiritualmente por amor a Dios sigue conmoviéndonos cien años Leer más…

Fatimazo

Fátima + San Juan Pablo II

Fátima + San Juan Pablo II  Autor: Juquila En el corazón de muchos resuena el lema TOTUS TUUS, que S.S. Juan Pablo II utilizó como escudo de armas para una batalla muy especial. Nuestra Señora Leer más…

Fatimazo

El valor de una sola vida

EL VALOR DE UNA SOLA VIDA Autora: Tere Fitzmaurice de Palomeque Tembló el país, tembló en su centro y alrededores. Aún más, el efecto se sintió hasta en sitios donde regularmente no se perciben esos Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: