🔸El 10 de agosto de 1519, un leñador llamado Jean de la Baume se vio envuelto en una nube donde se le apareció la Virgen con el Niño Jesús en sus brazos, y flanqueada por San Bernardo y San Miguel Arcángel.

🔸La Señora, con una media luna bajo sus pies, le dijo: “Soy la Virgen María. Vaya a decirles al clero y a los Cónsules de Cotignac que me construyan aquí mismo una iglesia, bajo la advocación de Nuestra Señora de las Gracias; y que se venga en procesión para recibir los dones que quiero repartir allí”.
Luego la visión desapareció.

🔸Solamente después de una segunda aparición, el leñador se atrevió a transmitir el mensaje celeste. Como era hombre serio y con fama de piadoso, cinco semanas después, el 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, los habitantes y ediles de Cotignac acudieron en procesión y comenzaron la construcción de una primera ermita, que pronto resultaría demasiado pequeña; como empezaron a suceder muchos milagros, las peregrinaciones tomaron un gran auge.

🔸Nuestra Señora de Gracias pronto adquirió fama de intercesora para las mujeres que tenían dificultades para concebir o para llevar a feliz término su embarazo.

🔸Siguiendo la descripción dada por Jean de la Baume, se pintó un precioso retrato de la Virgen con el Niño Jesús en brazos el cual se venera todavía.

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: