🔸La historia contada por Don Alfonso Navacerrada refiere que a un pastorcillo se le apareció la Virgen María en lo alto de una montaña en la orilla del Río Tajo.

🔸Al subir a la cima de la montaña a cortar unas atochas de esparto se llenó de miedo por no saber como bajar de allí, fue entonces que advirtió un resplandor muy grande y al acercarse de entre las piedras escuchó cantos y vio a la Virgen María.  Ella le habló al pastorcillo: “Yo soy la Madre de Dios, que vengo a morar a este sitio. Quiero me hagan aquí un trono fijo, yo seré vuestro amparo y guía y abogada ante mis hijos, y vosotros me rendiréis culto por todos los siglos de los siglos”.

🔸Deslumbrado de tanta belleza, y con la pena de abandonar el lugar y compañía de la Virgen acude al Señor Cura y al Alcalde decidido a cumplir con la solicitud.

🔸Por lo escabroso del lugar deciden darle culto en un lugar preferente del templo del pueblo. Se pusieron en camino hasta el lugar de la aparición, encontrando en el castillo la talla de la Virgen, hecho que le dio nombre a la advocación: Nuestra Señora María Santísima del Castellar (Castillo) y en procesión y devotamente fue llevada la imagen hasta el templo de la villa.

🔸A la mañana siguiente la talla había desaparecido y fue encontrada en el mismo lugar en el que fue hallada en la montaña.

🔸Al entender con esta acción que María quería su sitio de veneración en lo alto de la montaña, entre todos reunieron los fondos para construir allí su Santuario.
 
Fuente:http://historiadevillarrubiadesantiago.blogspot.com/2016/04/nuestra-senora-de-castellar.html

❤ Hagamos conocer y amar a la Virgen María


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: