128. 馃敽 La misi贸n de sufrir
.
Nuestra Sant铆sima Madre les hizo a los videntes una pregunta muy importante. Incluso podr铆amos decir que esta pregunta es la m茅dula de su primera aparici贸n.
.
- 鈥溌縀st谩n ustedes dispuestos a ofrecerse a s铆 mismos a Dios y a soportar todos los sufrimientos que 脡l quiere mandarles, como un acto de reparaci贸n por los pecados con que se le ofende a 脡l, y de s煤plica por la conversi贸n de los pecadores?鈥
.
Cuando Dios llama a una persona a una misi贸n en su plan de salvaci贸n, nunca la obliga a aceptarla. Siempre pide su consentimiento libre, amoroso y generoso. Cuando el arc谩ngel Gabriel le present贸 el mensaje de Dios a nuestra Se帽ora en la Anunciaci贸n, la invit贸 a aceptar libremente la voluntad de Dios. La amorosa respuesta de nuestra Se帽ora, 鈥淗e aqu铆 la esclava del Se帽or; h谩gase en m铆 seg煤n tu palabra鈥 (Lc 1,38 BJL), hizo que se realizara el acontecimiento m谩s grandioso en la historia de la humanidad; es el momento en que Mar铆a dio su consentimiento libre y amoroso cuando la Segunda Persona de la Sant铆sima Trinidad se hizo hombre.
.
De un modo similar, nuestra Se帽ora deseaba que los ni帽os pastores dieran su consentimiento libre y amoroso al plan de Dios en sus propias vidas. Con gran entusiasmo, los ni帽os contestaron: 鈥淪铆, estamos dispuestos鈥.
.
En su alegre consentimiento podemos ver c贸mo los ni帽os hab铆an aprendido a ofrecer oraciones, a hacer sacrificios y a soportar con paciencia los sufrimientos que Dios les enviara, a causa de la ense帽anza que hab铆an recibido de parte del 脕ngel de Portugal. Los ni帽os hab铆an sido bien preparados para lo que nuestra Se帽ora les estaba pidiendo.
.
Despu茅s de que los ni帽os pusieron sus vidas a disposici贸n del plan de Dios, nuestra Se帽ora les dijo que vendr铆an sufrimientos:
鈥擡ntonces van a tener que sufrir mucho, pero la gracia de Dios ser谩 su consuelo.
.
.
Fuente: Libro Fatima para Hoy

0 comentarios

Tu opini贸n es importante. D茅janos un comentario