157. 🔸 Para una auténtica conversión se necesita fe
.
🔶 Jesús murió para liberar­nos del pecado y de sus consecuencias, como son la enfermedad y la muerte, y hacer posible la salvación.
.
🔶 A nosotros nos corresponde arrepentirnos y convertirnos: "Y, yéndose de allí, predicaron que se convirtieran; expulsaban a muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban" (Mc 6,12-13).
.
🔶 La primera y más profunda curación que Jesús nos trae es la del alma mediante el perdón de los pecados. El caso del paralítico a quien primero se le perdonó el pecado y luego se le sanó, es una muestra de ello.
.
🔶 Para una auténtica conversión se necesita fe:

♦️ "Él le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda curada de tu enfermedad." (Marcos 5:34)
“Mientras estaba hablando llegan de la casa del jefe de la sinagoga unos diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestar ya al Maestro? Jesús que oyó lo que habían dicho, dice al jefe de la sinagoga: No temas; solamente ten fe." (Mc 5, 34.36).
.
♦️ “Y dijo Jesús al centurión: Anda; que te suceda como has creído. Y en aquella hora sanó el criado”. (Mt 8, 13).
.
♦️ "Jesús le dijo: ¡Qué es eso de si puedes! ¡Todo es posible para quien cree!" (Mc 9, 23).
.
🔶 Así, para ser sanados, es necesario primero creer en la presencia vivificante de Cristo. Esta presencia actúa particularmente a través de los sacramentos, y de manera especial por la Eucaristía, pan que da la vida eterna (Jn 6, 54.58) y cuya conexión con la salud corporal insinúa san Pablo:
.
♦️ "Porque si come y bebe sin fijarse en que se trata del cuerpo del Señor, para su propio castigo come y bebe. Por eso, muchos de ustedes están enfermos y débiles, y también algunos han muerto” (1 Cor 11, 29-30).
.
♥️ "... y por sus llagas hemos sido sanados" (Is 53, 5).
 .

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: