Print Friendly, PDF & Email

🔸Corría el año de 1754 y con un “¡Mamita, la mestiza me llama!” Rosita una pequeña que de nacimiento era sordomuda sorprendió a María su madre, pues le dijo también “Mamita, vea a esta mestiza que se ha despeñado con un mesticito en los brazos y dos mestizos a los lados”, escena ocurrida en una cueva del Pastarán, (Colombia) donde solían descansar al ir a Ipiales.

🔸Sin saber bien lo que estaba pasando se alejó corriendo desconcertada del lugar tomando a su hija en brazos. María Mueses, había aprendido la devoción al Santo Rosario de los padres dominicos y solía pedir el auxilio de nuestra Señora, pero no había hilado que lo que su hija le decía tuviera alguna relación.

🔸La noticia corrió de boca en boca y un día notaron que Rosita no se encontraba en casa, la búsqueda llevó a su madre a la cueva, dónde la encontró arrodillada a los pies de la mestiza, jugando cariñosa y familiarmente con el rubio mesticito, este impresionante suceso no hubiera sido conocido de no haber recibido un nuevo favor de Dios por intercesión de la Virgen.

🔸Un tiempo después la niña cayó gravemente enferma y murió, María desconsolada tuvo la idea de llevar el cuerpecito sin vida de Rosita ante los pies de la Señora del Pastarán, pedirle encarecidamente que le devolviera la vida y recordarle las flores y velas con las que la niña solía obsequiarla; ante los ruegos, fe y copiosas lágrimas, la Virgen no resistió y obtuvo la gracia de su Divino Hijo para resucitar a la pequeña Rosa.

🔸El 15 de septiembre a las 6 de la mañana salió la primera peregrinación al lugar de los hechos, grande fue la sorpresa del Fraile Dominico Gabriel Villafuerte, que lo llevó a exclamar ¡La Santísima Virgen ha sentado sus reales en las rocas del Pastarán!” ¿qué vió? A la Virgen María con Jesús en brazos, flanqueada por San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán impresos en la piedra sin que hasta la fecha alguien haya podido demostrar su procedencia.

🔸https://www.fatima.org.pe/articulo-573-la-maravillosa-histo…

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.

Categorías: Festividades Marianas

0 comentarios

Tu opinión es importante. Déjanos un comentario