🔸El 8 de septiembre de 1380, Rusia tuvo una batalla mortal contra unos nómadas, los rusos se pusieron bajo la protección de la Virgen, cuya imagen fue montada sobre un poste. Según una crónica de la batalla, Demetrio al comenzar exclamó:” ¡Oh Dios! Concede la victoria a nuestro soberano” y, acto seguido, el comandante se arrodilló ante la imagen de Nuestra.

🔸Después de la batalla, Demetrio llevó el ícono a la Catedral de la Asunción, desde entonces, suceden milagros ahí y se habla de Nuestra Señora del Don.

🔸Otra tradición señala que el ícono se encontraba originalmente en la Catedral de la Asunción de la ciudad de Kolomna. Según una crónica del año 1574, el zar Iván el Terrible, oró delante de Ella antes del inicio de la campaña de Kazan, en la cual resultó vencedor. Al regreso de Kazan, el Zar Iván ordenó el traslado del ícono mariano, siendo el signo de la victoria de Moscú.

🔸El ícono es atribuido al pintor Teófanes el griego, entre los años 1382 y 1395 y posee dos caras. En la parte frontal, se observa a Nuestra Señora junto al Niño Jesús. El fondo de oro original se perdió, pero las caras y ropas de la Virgen y el niño están bien conservados. El manto de la Virgen es de color cereza, mientras que la ropa de Cristo es de un marrón rojizo, la cual está embellecida por una cadena de oro de líneas quebradas. En el borde del manto de la Virgen encontramos las estrellas, un símbolo de su virginidad antes, durante y después del nacimiento del Salvador.

🔸En el reverso se muestra la “Asunción de la Virgen”. Conserva la inscripción: “Santuario de la La Asunción de la Virgen”.

🔸En 1591, el territorio ruso fue invadido por los tártaros de Crimea. En ese momento, Moscú estaba casi indefensa porque casi todas las tropas rusas estaban apostadas en Veliky Novgorod. Ante el asedio de los tártaros, el Zar Fiodor Ivanovich, puso su fe en Dios y ordenó a su pueblo hacer la procesión con el icono del Don en torno a las murallas de la ciudad y, luego, lo puso en el centro del disminuido ejército ruso. Por la noche, después de la oración ferviente, el zar recibió una revelación de la Virgen, en la que supo que tártaros abandonaron el campo de batalla. En honor a esa victoria, el Zar fundó un monasterio en el lugar donde había posado el ícono de la Virgen. El monasterio fue llamado Don. Desde entonces, cada 19 de agosto, se realiza una solemne procesión. Actualmente, el ícono de Nuestra Señora del Don está en la Galería Tretyakov.

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: