➡ Según una leyenda, en 1624 un estudiante del Colegio de los Jesuitas, establecido en Luxemburgo desde 1607, fue a dar un paseo por las orillas del río Alzette que se encontraba fuera de las murallas de la ciudad. Al llegar a un lugar llamado Peñas de Crispino, vio en el hueco de un roble, una estatua de la Virgen y el Niño. Le dijo a algunos de los otros estudiantes, y juntos regresaron a la ubicación.
.
➡ El Padre Brocquart, profesor en el colegio de los Jesuitas, encabezó una procesión para que los estudiantes tomaran la estatua y la colocaran en el altar de su iglesia. A la mañana siguiente había desaparecido. Se encontró después en el hueco del mismo roble. Una vez más, la llevaron a la iglesia, pero desapareció de nuevo.
.
➡ A continuación, los jesuitas decidieron que la Virgen deseaba ser honrada en ese punto particular del árbol de roble, por lo que comenzaron a construir una capilla. La construcción se detuvo en 1626 cuando una epidemia de peste estalló, infectando incluso al Padre Brocquart. Cerca de la muerte, este sacerdote prometió que si recuperaba la salud iba a terminar la construcción de la capilla. 
.
➡ El padre jesuita se recuperó, y la capilla fue terminada en el año 1628. La estatua fue consagrada allí, y le dio el nombre de Nuestra Señora del Consuelo de los Afligidos.

Fuente: puntadasmarianas.blogspot.com

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: