229. 〰️ Penitencia
#FatimaParaHoy
.
“- Dios está contento con vuestros sacrificios, pero no quiere que durmáis con la cuerda; traerla solo durante el día.” - Santa Madre de Dios.
.
Reflexión:
.
🌹 La generosidad que mostraban los niños al hacer sus sacrificios de reparación a Dios era admirable. Tenían un celo verdaderamente heroico, en un grado que es característico de los Santos. Pero debemos de tener cuidado porque porque por nuestro “celo” podemos hacer cosas que no están suficientemente equilibradas a un extremo que es dañino; siendo el caso específico de una de las penitencias que los niños habían decidido practicar:
La penitencia de usar una cuerda a modo de cinturón.
.
“- Mientras íbamos por el camino con nuestras ovejas, encontré un pedazo de soga que se había caído de un coche. La recogí y, solo por diversión, me la amarré en el brazo. No pasó mucho rato antes de que me diera cuenta de que la soga me causaba dolor. “¡Miren, esto duele!” —les dije a mis primos - podríamos amárrala a nuestra cintura y asi hacer un sacrificio a Dios” - Lucia.
.
🤔 Es muy común al vivir la vida espiritual mucha personas sin un director espiritual suelen tomar decisiones arriesgadas; eso fue eso lo que les pasó a los tres pastorcitos. Lucía sugirió esa práctica a sus primitos y ellos la aceptaron rápidamente. Cortaron la soga entre los tres, y cada uno tomó un pedazo. Pero esta práctica de penitencia les causaba un sufrimiento terrible. A veces era porque la soga era demasiado gruesa o demasiado áspera, y en otras ocasiones porque la apretaban demasiado al atársela. Muchas veces, por las noches, les impedía dormir el tiempo que necesitaban. Particularmente Jacinta sufría mucho por ese malestar, tanto que a duras penas evitaba llorar. Cada vez que Lucía le decía que se quitara la cuerda, Jacinta decía que quería ofrecer el sacrificio a nuestro Señor en reparación por las ofensas que se cometían contra él, y por la conversión de los pecadores.
.
💕 Cuando los niños oyeron que Dios no quería que durmieran con la cuerda puesta a la cintura, inmediatamente interrumpieron la práctica.
.
✅ Ellos sabían que la obediencia a Dios era el mayor sacrificio que podían ofrecer.
.
💡 De esta experiencia podemos aprender las siguientes lecciones:
.
1️⃣ Seamos prudentes al escoger actos de penitencia.
2️⃣ Cuando elegimos hacer penitencias corporales, también debemos de tratar de practicar virtudes en nuestro corazón. “un corazón contrito y y humillado, oh Dios, no lo desprecias” (Salmo 51).
.
#fatimazoporlapaz #penitencia

0 comentarios

Tu opinión es importante. Déjanos un comentario