Este santuario del norte de Italia en Lombardía se originó con una pintura de la Santísima Virgen en el exterior de una casa. Durante una epidemia de peste bubónica que devastó Brescia en 1478, se registra que se convirtió en ocasión de milagros de curación. Está documentado que los síntomas de la plaga comenzaron con un fuerte dolor de cabeza, y luego las glándulas linfáticas se inflamarían y con frecuencia serían dolorosas. Las extremidades se tornarían gangrenadas y el cuerpo de la víctima literalmente se descompondría antes de morir repentinamente. La plaga comenzó en marzo del año y continuó hasta julio del próximo año. 200 personas murieron por día en la ciudad, mientras que la población de la ciudad bajó de poco menos de 40,000 a algo menos de 4,000 durante ese tiempo peligroso.

La iglesia de Nuestra Señora de los Milagros en Brescia fue construida para honrar la imagen de la Santísima Virgen ante la cual tantas personas fueron sanadas milagrosamente. La construcción comenzó en 1488 en acción de gracias a la Santísima Virgen para aquellos que sobrevivieron, pero el trabajo no se completó hasta 1500. La imagen que se vio una vez en una casa cerca de la iglesia ahora se puede ver en el ábside de la iglesia. La fachada elaboradamente tallada de la iglesia está hecha de mármol y es atesorada como un ejemplo sobresaliente de la escultura del Renacimiento en esa región. La iglesia fue golpeada por bombas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, y quedó tan dañada que tuvo que ser reconstruida casi por completo después de la guerra. La fachada se conservó, sin embargo, debido a los pesados tablones de madera que la gente de Brescia usaba para cubrir la fachada para protegerla de la metralla y las municiones en explosión.

.
Fuente:
http://devotiontoourlady.com/may.html
.
❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Comentario