26 MAYO- San Felipe Neri.

Nació en Florencia, Italia, en 1515. Al quedar huérfano de madre, su padre lo manda a casa de un tío quien iba a dejarle heredero de sus bienes. Pero Felipe se dio cuenta que la riqueza podría impedirle el dedicarse a Dios, así que partió a Roma.

Tras unos años de hacer penitencia y estudiar filosofía y teología, por inspiración de Dios se dedicó a enseñar catecismo a los pobres, acudía a la cárcel, el orfanato, el hospital y la calle, pero al anochecer se retiraba a algún sitio solitario a orar y a meditar, su petición más fuerte era tener un gran amor hacia Dios.

En 1458 fundó una cofradía para socorrer a los pobres y para dedicarse a orar y meditar. También fue propagando la costumbre de las "40 horas", que consistía en colocar en el altar principal de cada templo la Santa Hostia, y dedicarse durante 40 horas a adorar a Cristo Sacramentado.

Siendo todavía un seglar a los 34 años, su confesor le aconsejo hacerse sacerdote y como ya tenía los estudios necesarios se ordena sacerdote en 1551. Entonces recibe otro regalo de Dios: el don de la confesión. Ahora pasaba horas y horas en el confesionario donde leía las conciencias y sus penitentes cambiaban y se convertían como por milagro.

Forma con un grupo de sacerdotes una asociación llamada el "Oratorio", donde hacían sonar una campana para llamar a las gentes a orar.

En la primavera de 1594, la Santísima Virgen se le aparece en su habitación. A los médicos les asegura lo siguiente: «Ya no les necesito. La Virgen me ha curado», lo que se revela como verdadero. Felipe ha sentido siempre una devoción profunda por la Santísima Virgen: «Hijos míos, sed devotos de María –le gusta recomendar–, pues ¡sé lo que digo! ¡Sed devotos de María !».

El 25 de mayo de 1595 su médico lo vio tan extraordinariamente contento que le dijo: "Padre, jamás lo había encontrado tan alegre", y él le respondió: "Me alegré cuando me dijeron: vayamos a la casa del Señor". A media noche le dio un ataque y levantando la mano para bendecir a sus sacerdotes que lo rodeaban, expiró dulcemente. Fue declarado Santo en 1622.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: