28 JUNIO - San Ireneo de Lyon

Nació entre los años 135 y 140 en Asi Menor. Fue discípulo de san Policarpo, obispo de Esmirna, quien a su vez había sido discípulo de san Juan Evangelista.

Viajo a Lyon, y en el año 177 fue nombrado presbítero. Por ser un sacerdote sabio el obispo san Potino le envió a Roma como jefe de una embajada que tenía como oficio obtener que el sumo pontífice concediera su perdón a un grupo de cristianos que habían sido infieles pero arrepentidos querían regresar a la Santa Religion.

Sucedió que mientras estaba en Roma estallo en Lyon otra terrible persecución en la cual murieron el obispo y un gran número de mártires, a su regreso fue proclamado sucesor de San Potino y se dedicó con todo su entusiasmo a enfervorizar a los cristianos y a defenderlos de los errores de los herejes.

El resto de su vida esparció la semilla del Salvador por toda la Galia. Predicaciones, bautismos multitudinarios, viajes incesantes y exhortaciones continuas a las comunidades autóctonas, le ayudaron a mantener viva la luz del Evangelio. Se cree que durante la persecución ordenada por el emperador Septimo Severo, hizo que fuese detenido y muerto en martirio alrededor del año 202

San Ireneo, fundamentándose en San Pablo y en su conocimiento de las enseñazas apóstolicas, enseñaba el paralelismo Adán-Jesucristo; Eva-María:

Como la desobediencia de Eva que escuchó a la serpiente hizo posible el pecado de Adán, así la obediencia de María a la palabra del mensajero divino hizo posible la obediencia del Hijo hecho hombre al recibirlo en su seno y darle todo lo que él es humanamente..

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: