🔸El culto a Nuestra Señora de Cárquere es más antiguo que la nacionalidad. Es conocido como “el milagro de Cárquere” la sanación del niño Alfonso Henrique, que habría de ser el primer rey de Portugal.

🔸Se cuenta que en el tiempo de la invasión árabe, ya se veneraba a Nuestra Señora en una pequeña ermita que existía en el local.
Cuando los moros entraron, los cristianos escondieron la imagen en un viejísimo roble hueco (según una tradición) o en un agujero en la tierra (según otra tradición) dentro una caja con reliquias.

🔸Muchos años después nació Alfonso Henrique, que habría de ser el primer rey de Portugal sin poder mover las piernas, de la rodilla para abajo.

🔸Según la tradición, Egas Moniz, tutor de Alfonso Henrique, tuvo un sueño donde se le apareció Nuestra Señora y le pidió que se dirigiera a Cárquere y cavara en un determinado lugar. Allí encontraría los restos de una ermita que fue dedicada a una imagen suya. Debería mandar a construir en el mismo lugar, una nueva iglesia y colocar sobre el altar al niño enfermo, pasando la noche en vigilia.

🔸Tenía 5 años Alfonso Henrique cuando la construcción fue terminada. Egas Moniz partió entonces para Cárquere con el niño acompañado por la reina D. Teresa, y lo puso sobre el altar como le mandó Nuestra Señora.

🔸Al entrar toda la comitiva se adormeció; solo el niño se mantuvo despierto. El niño se dio cuenta que una de las velas del altar comenzó a incendiar todo. Fue entonces que el niño trepó hasta el altar y apagó el fuego. Después, saltando de placer despertó a toda la comitiva y rindieron gracias a Nuestra Señora por el milagro concedido.

🔸El conde D. Henrique, agradecido por haberle devuelto la salud a su primogénito, mando acrecentar la iglesia, hacer un convento y donarlo a los clérigos de San Agustín.

❤️Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: