40.

𝗢𝗦 𝗣𝗜𝗗𝗢 𝗣𝗘𝗥𝗗𝗢𝗡
.
🔹 El mensaje del Ángel en la primera aparición nos lleva a pedir a Dios el perdón para nuestros hermanos.

Todos tenemos necesidad de obtener el perdón de Dios.

 Jesucristo, en la llamada “oración dominical” nos enseñó a pedir perdón así: “y perdónanos nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.

🔹 Y es así como a través en la oración del perdón dicha por el Ángel a los niños pastores videntes Dios nos enseña a pedir perdón por nuestra poca fe, que tantas veces es flaca; por nuestra esperanza, que tantas veces queda adormecida; por nuestra caridad, que tantas veces es fría e insensible; y por nuestra adoración ¡que tantas veces es lánguida!

Ahora bien no podemos obtener de Dios el perdón, sin antes perdonar a nuestros hermanos; no es sano guardar resentimiento, mala voluntad, aversión y, menos todavía, deseos de venganza por cualquier ofensa, por grande o pequeña que sea, que hayamos recibido de nuestro prójimo.

 Nuestro perdón ha de ser generoso, completo y sacrificado; callar en nosotros mismos el grito de rebelión, calmar nervios exaltados, golpear la ebullición del amor propio ofendido, que, con razón o tal vez sin ella, se siente magullado e irritado.

🔹 Dios quiere el perdón juntamente con la reconciliación y sólo así nuestra limosna, nuestra oración y nuestro sacrificio serán agradables a Dios y por Él aceptados.

Nuestro perdón al prójimo es condición indispensable para conseguir el perdón de Dios.

 Dios es misericordioso y está siempre dispuesto a perdonarnos, desde que ve en nosotros el arrepentimiento y la enmienda de vida; dejando el camino del pecado para seguir el camino de la gracia.
.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: