48. 

INTERCESIÓN por la conversión de los pecadores

 El ángel dijo a los niños que esos mismos sacrificios debían ser ofrecidos como una oración o petición por la conversión de los pecadores.

 Así como esos sacrificios harían reparación por los pecados, también obtendrían la conversión de aquellos que habían cometido esos pecados.

Sabemos por los Evangelios que el cielo se regocija más por un solo pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve personas que no tienen necesidad de arrepentirse.

En la vida espiritual, cuando una persona se acerca más a Dios, también aumenta en ella el deseo por la conversión de los pecadores.

¿Por qué?

Porque cuanto más amamos a Dios, más hemos de amar a aquellos por los cuales Él padeció y murió y derramó su preciosa Sangre en la Cruz.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: