🔸El santuario de Nuestra Señora de Damietta está en Egipto, el cual fue construido en honor a la Santísima Virgen, en el año 1220 por Pelagio, para contrarrestar la falta de fe en ella y para expiar algunas blasfemias lanzadas contra ella. La imagen es milagrosa.

🔸La ciudad de Damietta, fue tomada por los musulmanes a través de la traición en el siglo VIII. De ahí en adelante, se defendió con éxito la ciudad fortificada contra los griegos que intentaron varias veces recuperarla. También sobrevivieron a los ataques del rey Amaury I de Jerusalén.

🔸Damietta finalmente fue tomada por el caballero Jean de Brienne en el año 1219, después de un sitio difícil que duró más de un año. La mezquita fue convertida en una iglesia en honor de la Santísima Virgen por el rey de Jerusalén. Fue aquí donde San Francisco de Asís se detuvo antes de ir a hablar con el sultán en un esfuerzo por convertirlo. Por desgracia, los cristianos no pudieron permanecer por mucho tiempo en Damietta, ya que en el año 1221 los cruzados fueron derrotados y obligados a renunciar a sus posesiones en esa ciudad.

🔸En el año 1249 el rey San Luis IX de Francia continuó la cruzada a Tierra Santa, decidido a tomar Damietta. Los cruzados en ese momento creían que Egipto era la clave para mantener el control de la región, pero una tormenta se levantó antes de que pudieran tomarla. Cuando el rey finalmente llegó a la costa cerca de Damietta, tenía sólo un tercio de sus compañeros con él, pues el resto de los barcos se habían dispersado en todas direcciones.

🔸El ejército del sultán estaba esperando en la playa. Su número era tan grande, y su afán de disputar la tierra tan evidente, que algunos de los caballeros franceses se preguntaron si era prudente continuar.

🔸Luis ordenó a sus fuerzas ir al ataque y derrotar al enemigo. La mezquita de El- Fatah fue consagrada y convertida en una iglesia y allí se instaló un obispo.

🔸Ya en el año 1259, el rey Luis decidió llevar sus tropas a El Cairo, pero sus líneas de suministro se cortaron y sus hombres comenzaron a sufrir de varias enfermedades, por lo que decidió retirarse a Damietta. El rey se quedó en la retaguardia, y aunque luchó bien, se sintió abrumado y fue capturado. Como parte del rescate de su persona y de sus hombres, Luis se vio obligado a renunciar a Damietta.

🔸Los árabes intentaron hacer que Luis jurara que mantendría su palabra sobre el tratado que se había acordado; en ese juramento impuesto se le exigía renunciar a Dios y a la Virgen, y rechazar la Cruz, el signo de la redención del hombre. Luis no solo se negó a tomar tal juramento, sino que no cedió ante las amenazas de malos tratos, torturas y amenazas de muerte de los árabes. “Prefiero morir como un verdadero cristiano que vivir bajo la ira del Todopoderoso”, respondió con calma a sus amenazas. Ante el convencimiento del monarca francés, los árabes decidieron liberarlo junto a unos 6.000 de sus hombres.

Fuente: www.roman-catholic-saints.com

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María


0 commentarios

Comentario