50.

El fruto de la paz

El Ángel de la Paz dijo a los niños lo que resultaría si ofrecían sacrificios en reparación por los pecados y en súplica por los pecadores:

〰🔺“Así atraerán la paz sobre su patria”.

🔹San Agustín definió la paz como “la tranquilidad del orden”.

Cuando todo está en orden, o como debe estar, tenemos paz.

Por ejemplo, si una persona confiesa sus pecados, recibe la misericordia de Dios y cambia su vida, experimentará la paz.

Si una familia concilia sus diferencias y divisiones, tendrá paz.

Si todos en la Iglesia aceptaran las enseñanzas del Magisterio y las vivieran, habría paz y unidad dentro de la Iglesia.

Si las naciones dejaran de lado sus rivalidades y conciliaran sus diferencias, todo estaría en orden y habría paz.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: