54.

🔺 LA IMPORTANCIA DE ESTAR EN LA CONSTANTE PRESENCIA DE DIOS

📌 En la segunda aparición a Lucía, Jacinta y Francisco, el Ángel de Portugal los irrumpe con esta pregunta: “Qué están haciendo?”, enseñando así a los niños la importancia de estar en la constante presencia de Dios tal y como Jesús lo hacía y enseñaba con su ejemplo durante su vida pública; ser constantemente dependientes de Dios a través de la oración.

🔹“Sucedió que por aquellos días se fue Él al monte a orar, y se pasó la noche en la oración de Dios” (Lucas 6:12).

📌Oramos para que la voluntad de nuestro Padre y sus propósitos estén en nuestro corazón.

📌Cuando oramos, reconocemos que nosotros no podemos por nosotros mismos. Confiamos en que Él nos dará todo lo que necesitamos para que nosotros hagamos lo que nos corresponde conforme a la Palabra:
“Encomienda tus obras a Yahveh y tus proyectos se llevarán a cabo” (Proverbios 16:3).

📌Oramos a Dios para que nos guarde de la tentación, nos dé fuerzas para poder soportarla, y sabiduría para hacer lo correcto.

📌Somos santificados cuando practicamos la oración en lo secreto, encomendando nuestra vida a Dios. 

📌Somos llamados a orar por los demás:
“Ante todo recomiendo que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres;” (1 Timoteo 2:1).

🔹La oración ha sido ordenada para sanar nuestros corazones. Debido al sacrificio de Jesús en la cruz, podemos acercarnos a Dios en oración para pedir perdón por nuestros pecados. Además, orar unos por otros como Iglesia nos ayudará a llevar juntos las cargas y luchas espirituales que tenemos.

🔹La oración debe ser persistente:
“Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá” (Mateo 7:7).

🔹La oración nos prepara para los tiempos de sufrimiento:
“con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración;” (Romanos 12:12).

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: