El Instituto de las Monjas de la Visitación de Nuestra Señora, o la Orden de la Visitación, fue fundada en Annecy, Saboya, el 6 de junio del año 1610, por San Francisco de Sales, obispo de Ginebra, y Santa Juana Francisca de Chantal, quien fue la primera religiosa de la orden.

El instituto fue fundado para mujeres jóvenes y viudas que se sentían llamadas a la vida religiosa, pero sin la capacidad de soportar las austeridades exigidas por las otras órdenes religiosas importantes.

Todas eran mujeres dedicadas a la oración que buscaba servir a Dios en espíritu y verdad, pero la orden en especial honra a la Santísima Virgen en el misterio de la Visitación.

En un principio no tenía nombre, se formó como un refugio para las mujeres que deseaban dedicar su vida a hacer obras de caridad. 
Comenzó con cuatro religiosas en una casa que San Francisco de Sales proporcionó, y pronto hubo diez más que se unieron como novicias. San Francisco de Sales decidió el nombre de la orden.

Este Santo escribió un libro llamado Tratado del Amor de Dios, como una guía para las hermanas más avanzadas. La virtud más importante a la que exhortó fue la humildad, como él mismo decía: “la humildad es la fuente de todas las demás virtudes; no pongáis límites a la humildad, y haced de ella el principio de todas vuestras acciones “.

Santa Juana Francisca de Chantal rigió la nueva orden de las hermanas sabiamente, bajo la dirección de San Francisco. Pronto hubo otros conventos en Lyons, Bourges, Grenoble e incluso París. Santa Juana Francisca fundó el convento en París en medio de cierta oposición, sin embargo, ella ganó la aceptación de sus detractores a través de la gracia de Dios y su propia humildad paciente. Fue en París donde conoció a San Vicente de Paul. La Orden se extendió por toda Europa, e incluso llegó a Estados Unidos en el año 1883.

Fuente: puntadasmarianas.blogspot.com

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: