6 JUNIO - San Marcelino Champagnat

Fue un sacerdote francés que fundó la congregación de los Hermanos Maristas. Nació en el año 1789, en Francia. Sus padres, Juan Bautista y María Teresa, profundamente cristianos, tuvieron 10 hijos, siendo Marcelino el noveno.

A los catorce años, pasó por su casa un buen sacerdote, se fijó en Marcelino y le animó: "Tienes que estudiar para ser sacerdote. Dios lo quiere." Y Marcelino se decidió. Su escolaridad había sido muy deficiente, pero se pone a estudiar con todo ardor "porque Dios lo quiere".

Los años difíciles de su estancia en el seminario menor, son para él una etapa de extraordinario crecimiento humano y espiritual. No se desanima y termina el seminario mayor a los 24 años teniendo por compañeros, entre otros, a Juan María Vianney, futuro Cura de Ars, y a Juan Claudio Colin, que más tarde será el fundador de los Padres Maristas.

Tres años después fue ordenado sacerdote. Tras una fuerte experiencia con un joven moribundo, que no conoce nada de Dios, el P. Champagnat decidió fundar una congregación de Hermanos que se dedicaran a la enseñanza y a la catequesis de los niños y jóvenes, especialmente los más necesitados así que el 2 de enero de 1817 reunió a dos jóvenes que le habían manifestado su deseo de ser religiosos. Se llamaban Juan María Granjon y Juan Bautista Audras. Éste fue el principio de los Hermanos Maristas.

Adopta la divisa "Todo a Jesús por María, todo a María para Jesús".
"Dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar" es la misión de sus Hermanos, y la escuela es para él lugar privilegiado para la evangelización. La presencia asidua junto a los jóvenes, la sencillez, el espíritu de familia, todo a la manera de María, son los puntos esenciales de su idea de la educación. Tenía una filial devoción a la Virgen María, bajo cuya protección se puso, desde el primer momento, la naciente congregación.

Al cabo de un año, Marcelino abrió una escuela en La Valla y en seguida se hicieron cargo de ella los Hermanos. Después de esta primera escuela vinieron muchas más.

Su austeridad personal y el trabajo incansable fueron minando su salud. Murió en la madrugada del 6 de junio de 1840, a los 51 años. La ceremonia de canonización del P. Marcelino Champagnat fue celebrada el domingo 18 de abril de 1999.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: