60.

馃敽 URGENCIA DE REPARAR EL CORAZ脫N DE JES脷S

馃搶Todos estamos obligados a reparar y expiar al Coraz贸n de Jes煤s por nuestras culpas y por las de todos los hombres.

馃搶La reparaci贸n es un deseo de Dios, nos lo manifest贸 Jesucristo en su vida sobre la Tierra, lo predicaron los Ap贸stoles y ha sido expresamente pedido en estos 煤ltimos siglos por el mismo Coraz贸n de Jes煤s a Santa Margarita M陋 de Alacoque y ense帽ado a la Iglesia por los Papas del s. XX.

馃搶La reparaci贸n es una ense帽anza perpetua de la doctrina cat贸lica y un tesoro de la espiritualidad cristiana, fundamental para la vida espiritual y para la propia santificaci贸n.

馃敼Reparar鈥 significa recompensar con mayor amor el desamor o el agravio del pecado; significa restaurar lo que fue injustamente tomado y compensar con generosidad por el ego铆smo que caus贸 la injuria.

馃搶As铆 lo quiso el mismo Jes煤s al manifestarse a Santa Margarita M陋 de Alacoque, en 1675. Se present贸 diciendo 鈥淗e aqu铆 este Coraz贸n que tanto ha amado a los hombres y de tantos beneficios los ha colmado, y que en pago a su amor infinito no halla gratitud alguna, sino ultrajes, a veces aun de aquellos que est谩n obligados a amarle con especial amor鈥.

馃敼Para reparar estas y otras culpas Jes煤s recomend贸 entre otras cosas que los hombres comulgaran con 谩nimo de expiar, que es lo que llaman Comuni贸n Reparadora, y las s煤plicas y preces durante una hora, que propiamente se llama la Hora Santa; ejercicios de piedad que la Iglesia no s贸lo aprob贸, sino que enriqueci贸 con copiosos favores espirituales.
.
.

0 Comments

D茅janos un comentario