7.

¿De dónde surgió el nombre de Fátima?

Cuando los últimos moros dejaban Portugal, una joven princesa musulmana llamada Fátima fue capturada por el caballero cristiano don Gonçalo.

Se enamoraron, y cuando ella se convirtió a la fe católica, se casaron.

Esta princesa Fátima, hija de un poderoso príncipe musulmán, llevaba el nombre de la primera y más querida hija de Mahoma, Fátima.

Al convertirse al cristianismo, Fátima fue bautizada con el nombre Oureana (que da nombre a la capital distrital Ourém, donde los videntes de Fátima fueron encarcelados en agosto de 1917).

Don Gonçalo amaba mucho a su esposa, pero ella murió un año después de su matrimonio.

Entonces él decidió hacerse monje cisterciense en Alcobaca.

Cuando más tarde fue enviado a un convento pequeño, llevó consigo los restos de la esposa a la que amaba profundamente, y en su memoria llamó a ese lugar Fátima.

Muchos creen que la aparición de María en Fátima puede ser de gran importancia para la misión cristiana entre los musulmanes.

El arzobispo Fulton Sheen, por ejemplo, vio en el hecho de que nuestra Señora escogiera a Fátima una gran significación para su mensaje.

Según Sheen, ella no vino del cielo al único lugar de Portugal que tenía un nombre musulmán, simplemente para convertir a Rusia, desea que veamos la conversión de cientos de millones de musulmanes, o nunca habrá paz en el mundo

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: