71. 🔺 QUE TU VIDA SEA UN ANUNCIO

🔸Los tres niñitos pastores videntes se mantuvieron firmes: «Si nos matan no importa; vamos al cielo».

🔸Los niñitos videntes de Fátima mundialmente conocidos por ofrendar su vida pensando en los pecadores, bajo el influjo de María, son un ejemplo de abnegación y sacrificio en defensa de la fe.

🔸Ellos sintieron su corazón henchido de amor por Dios y por la humanidad, disponiéndose a ofrecer sus sufrimientos para rescate de los pecadores.

🔸El sufrimiento es una de las gracias más poderosas, pero difíciles, que uno puede recibir de Dios: soportar con paciencia, por amor a Dios, las pruebas y las dificultades que se nos presentan.

🔸Sus desdichas aparecieron desde el primer instante en el que hicieron partícipes a otros de la celeste visión. Fueron objeto de malas interpretaciones y calumnias, perseguidos y encarcelados. Pero todo lo soportaron con paciencia y humildad dando pruebas de heroica fortaleza, pese a su corta edad.

🔸Los niños no se limitaron únicamente a ser mensajeros del anuncio de la penitencia y de la oración, sino que dedicaron todas sus fuerzas para ser de sus vidas un anuncio, mas con sus obras que con sus palabras.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: