76. 🔺Jesús Sacramentado

“Dejando el Cáliz y la Hostia suspendidos en el aire, el ángel se arrodilló al lado de los niños. Todos se inclinaron profundamente ante Jesús en el Santísimo Sacramento, con la frente en el suelo".

Es el mismo Ángel quien, se postra en tierra para adorar la Presencia Verdadera, el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo.

Es tan inmensa la grandeza de lo que es el Sacramento de la Eucaristía que siempre es difícil encontrar una definición adecuada, a pesar de todo Nuestra Madre la Iglesia nos da la mejor para expresar esa maravillosa realidad contenida en nuestros Sagrarios: “el mismo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo".

Dice el Derecho Canónico en su canon 897: “El Sacramento más augusto, en el que se contiene, se ofrece y se recibe al mismo Cristo Nuestro Señor, es la Santísima Eucaristía, por la que la Iglesia vive y crece continuamente.

No hay palabras para dar gracias al Señor por esta admirable presencia, por este gran regalo que el Señor nos hizo y que es tan ignorado por los hombres.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: