🔸Kuehn es una pequeña población próxima a la ciudad de Bruselas (Bélgica).

🔸En aquel momento las cosechas eran magras y había epidemias, la gente invocaba a la Madre Celestial confiando en que Ella escucharía sus súplicas. Ella sabía lo que era el hambre, la pobreza y el dolor. Con gran fervor, con confianza y, sobre todo, con amor, la gente se reunió en el pequeño santuario de María y le pidieron ayuda a Su Madre.

🔸De pronto, la imagen de María sonrió y una dulce voz les rogó erigir un templo en su honor en este lugar.

🔸Nuestra Señora prometió que al día siguiente iba a mostrarles dónde y cómo. Las dimensiones de la iglesia se dice que se marcaron con una línea que sigue siendo visible.

🔸 De allí en más, la devoción mariana se extendió por toda la zona. Sólo así, María responde a nuestras peticiones, pidiendo a Nuestro Señor para aliviar nuestras dificultades, porque Él no negará la solicitud de su querida madre.

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: