86. 🔺Comunión Eucarística
.
En la tercera aparición el Ángel de la Paz comienza adorando a Dios como la Santísima Trinidad:
El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo.
.
Mientras decían esta oración, el ángel y los niños adoraban a la Santísima Trinidad con gran reverencia, postrando sus frentes hasta la tierra.
El Ángel también les enseña a comulgar de rodillas; previamente se debe hacer un profundo acto de amor y de adoración a Jesús Presente en la Eucaristía.
.
No se puede comulgar sin hacer una adoración interior, desde lo más profundo del corazón, y como esta adoración se origina en el amor a Jesús Eucaristía, no se puede comulgar sin amor a Jesús.
.
El que comulga debe tener presente al Sagrado Corazón, y pedirle perdón por los pecados propios y los de los demás.
.
Comulgar entonces no puede ser nunca un acto distraído, como quien recibe en la boca y come un poco de pan; tiene que ser un acto de amor, de adoración y de reparación, para consolar a Jesús.
.
Comulgar es el tiempo en el que tenemos nuestro Dios, Jesucristo exclusivamente para nosotros en "audiencia privada"; es innegablemente el tiempo más valioso de nuestro día.
.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: