94. 🔺EXPIACIÓN NUESTRA
.
Jesús ya ha reparado nuestro pecado con su sacrificio único y nos invita a cada uno de nosotros a participar también de su sacrificio redentor, de su acción reparadora; asociarnos a este sacrificio reparador con nuestra vida.
.
“En Fátima María Santísima habla a los pastorcitos videntes con voz y corazón de Madre y los invita a ofrecerse como víctimas de reparación, mostrándose dispuesta a guiarlos con seguridad hasta Dios. El Señor mismo los atrajo más íntimamente hacia sí mediante la aparición del ángel que, con un cáliz y una Hostia en las manos, les enseñó a unirse al sacrificio eucarístico para reparación de los pecados. Después del encuentro con el ángel y con la hermosa Señora los pastorcitos videntes rezaban el rosario varias veces al día, ofrecían frecuentes penitencias por el fin de la guerra y por las almas más necesitadas de la misericordia divina, y sentían el intenso deseo de consolar al Corazón de Jesús y al de María” - Papa Juan Pablo II mayo 13/2000.
.
A ello están llamados todos los fieles, toda la grey cristiana debe ofrecer por sí y por todo el género humano sacrificios por los pecados.
.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: