Aquileia fue ciudad romana fundada como una fortaleza a lo largo del río Natissa hacia el año 180 antes de Cristo. Siglos más tarde, el emperador Constantino visitó Aquileia en varias ocasiones, ya que había sido reconocida como una de las ciudades más grandes del mundo. Tal protagonismo atrajo a Atila el Huno, que atacó la ciudad en dos ocasiones.

La ciudad fue reconstruida rápidamente y Carlomagno hizo del sacerdote en Aquileia un nuevo patriarca, y finalmente ese Patriarcado se pasó a la República de Venecia.
La actual Catedral de Aquileia, el lugar del milagro de la Virgen de la Estrella, fue construida por el patriarca Poppo en el siglo 11 y reconstruida en estilo gótico hermoso en el siglo 14. La catedral fue construida sobre los restos de la iglesia anterior, el piso tiene magníficas mosaicos que datan del siglo cuarto, así como frescos antiguos.

La Virgen de la Estrella se llama así debido a un milagro que ocurrió en Aquileia cuando San Bernardo llegó y comenzó a predicar. Se afirma que una luz brillante similar a una estrella fue vista en la cabeza de San Bernardo, una estrella que era fácilmente visible incluso durante las horas de luz del día cuando predicó en Aquileia, aplicando a la Santísima Virgen ese pasaje del Apocalipsis donde se dice que habian doce estrellas sobre su cabeza. “Una gran señal apareció en el cielo, una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas”


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: