El 13 de febrero 1489, Catalina Degli Uberti, un miembro de una familia acomodada de Crema, Italia, se casó con Bartolomé Pederbelli a instancias de sus familiares.

Catalina pertenecía a la famosa familia de Uberti de Florencia. Era de ánimo gentil y tenía fuerte devoción a la Virgen.

El matrimonio no fue para nada feliz y no estuvo libre de conflictos entre los esposos. Según los registros históricos, en la tarde del 02 de abril 1490, Bartolomé invitó a Catalina a viajar rumbo a Bergamo. En la noche del mismo día, cuando atravesaban un bosque, Bartolomé hirió a su mujer mortalmente con su espada. Catalina defendió su cabeza con la mano derecha, que fue cortada y tirada lejos. Estaba a merced de la ira de su esposo, que la golpeó brutalmente con la espada y la daga. (La espada aún se conserva en el Santuario). Cuando creyó haberla asesinado, Bartolomé huyó y nunca más se supo de él. 
Ya moribunda la desventurada Catalina agonizando en un charco de sangre invoca a la Virgen, buscando la gracia de recibir los santos sacramentos antes de morir,
Inmediatamente a su lado vio una mujer pobremente vestida, que la tomó por el brazo y le dijo:
– Levántate, hija, y no dudes.
La herida sangrante se detiene de repente.
– Pero, ¿quién eres?, dijo Catalina.
Y la Virgen dijo: -Yo soy a la que has llamado. ¡Sígueme!

La acompaña a una granja habitada y luego desapareció. En la granja se le hicieron curaciones. Como ya era tarde y las puertas de la ciudad estaban cerradas, sólo por la mañana Catalina pudo ser transportada hacia Crema donde recibió la visita de un médico y fue entrevistada por un magistrado de Venecia; a posteriori, el sacerdote de la parroquia le dio los sacramentos y de repente, la hemorragia se torna imparable y Caterina fallece pacíficamente, perdonando a su marido.

De acuerdo con los registros históricos, en la escena del crimen se colocó una pequeña cruz de madera. Un mes más tarde, el 3 de mayo día de la Exaltación de la Santa Cruz, un joven que padecía problemas graves en uno de sus pies que no le permitían pararse fue llevado hasta el lugar en donde estaba colocada la Cruz. Después de las oraciones a la Virgen, el muchacho empezó a caminar: era el primer milagro que atrajo a una multitud.

Las crónicas informan el mismo día de otras cuarenta curaciones milagrosas.

La fama del milagro trae la creencia de que la tierra bañada por la sangre de Catalina Uberti es tierra santa, así como la piedra caliza que pisaron los divinos pies de María. La gente se apresura, las curaciones se multiplican.

Y en los corazones de los habitantes de Crema aparece la visión de un magnífico santuario en lugar de la pequeña cruz de madera, para proclamar la gloria de María.

Se erige rápidamente un altar y un techo temporal para proteger los muchos objetos que se ofrecen, entre ellos un bajo relieve, que representa a la Virgen y el Niño, se coloca en su altar, el 5 de mayo de 1490 se observaron muchas lágrimas que vertían de la imagen, lo que conmovió la fe de la gente y se registraron aproximadamente ochenta curaciones inexplicables. Los milagros siguen por lo que se decide erigir en ese lugar una Iglesia con el título de Santa Maria de la Cruz.

El 18 de junio de 1490, una visión extraordinaria sucedió a todos los presentes en un cielo despejado apareció alrededor del sol un arco iris circular, que fue tres veces hasta el lugar de la aparición y regresó para desaparecer definitivamente. Se dice que el templo fue construido con forma circular en la memoria de esa visión.

Durante más de tres siglos la imagen de Nuestra Señora que los partidarios en 1490 habían visto abrir y cerrar los ojos y llorar, es vista que baja las pestañas. A partir del 26 de abril 1869, informes documentan el movimiento de los ojos en el mosaico de imágenes que había derramado lágrimas poco después de la aparición. El prodigio fue firmado por los sacerdotes de Don Silvio Walnut, Don Bartolomé y Don Paolo Stramezzi Borsieri que lo presenciaron.

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: