118. 🔺 “Francisco tiene que rezar muchos rosarios”
.
🔹 En mayo de 1917 la Santa Madre de Dios vino a Fátima , no con agrados ni con dulzuras, sino con seriedad, repitiendo desde el primer encuentro la invitación a la oración y al sufrimiento hecho por el Ángel.
.
🧑🏻‍🦱 FRANCISCO MARTO tenía 9 años de edad cuando tuvieron lugar las apariciones; presenció todo pero, a diferencia de Lucia y Jacinta, no le fue permitido escuchar las palabras que fueron pronunciadas por María. 
.
🔹 Cuando, en el transcurso de la primera aparición, Lucia preguntó si Francisco iría al Cielo, Nuestra Señora replicó: “Sí, va a ir al Cielo, pero tendrá que recitar muchas veces el Rosario”.
.
🧑🏻‍🦱 Sabiendo que pronto sería llamado al cielo
Francisco aunque inocente y desapegado, debió tener algunas flaquezas o pequeñas faltas de generosidad de las que necesitaba corregirse. Cuando Nuestra Señora afirmó que necesitaba “rezar muchos rosarios” para llevárselo al Cielo, él exclamó: “¡Oh Señora mía, rezaré cuantos rosarios quisierais!”.
.
🧑🏻‍🦱 Siguiendo ese llamado, se tornó común que se apartarse de las dos niñas para rezar solo. Cuando le preguntaban qué estaba haciendo, les mostraba el rosario. Si insistían para que fuese a jugar con ellas, alegaba: “¿No recordáis que Nuestra Señora dijo que debo rezar muchos rosarios?”.
.
🙏🏻 Al darle la gracia de arrepentirse, la SantísimaVirgen le dió también la gracia de enmendarse.
.
🧑🏻‍🦱 En octubre de 1918 Francisco cayó gravemente enfermo. A aquéllos de sus familiares que le aseguraron que sobreviviría su enfermedad, él les respondió con firmeza: “Es inútil. ¡Nuestra Señora me quiere a Su lado en el Cielo!”. 
.
🔹 Al empeorar su enfermedad y debilitarse su antes robusta salud, Francisco no tuvo ya energía suficiente para rezar el Rosario.
Francisco le pidió a Lucía y a Jacinta que recitaran el Rosario en voz alta para que así él lo pudiera seguir con su corazón.

♥️ El día 4 -primer viernes- de abril de 1919, sin un gemido ni contracción del rostro, con una sonrisa angelical en los labios, Francisco fue al encuentro a la Santísima Virgen, que lo esperaba con los brazos abiertos.
.
♥️ Vida breve, toda de holocausto; una vida santa y una muerte en olor de santidad.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: