La devoción del pueblo murciano por Nuestra Señora de la Fuensanta es muy antigua, surgiendo a partir de la aparición de la Virgen en el monte conocido como El Hondoyuelo.

Cuenta la leyenda que en esta sierra, situada a unos 5 kilómetros de la capital, María había hecho brotar la “fuente santa” que dio nombre a la advocación.

El pequeño manantial, aún hoy, riega aquel paraje y desde el siglo XV consta de una ermita en honor a la Virgen coronando el lugar.

El año 1694, por la gran sequía reinante, se trajo como de costumbre la imagen de la Virgen de la Arrixaca, patrona de Murcia, desde los tiempos de la reconquista, a la catedral y se celebraron las rogativas, pero sin resultado alguno. Alguien sugirió la idea de traer también en rogativa, desde su Santuario del Monte, a la Virgen de la Fuensanta, cuyo patronato ejercía el Cabildo Catedralicio.

El Obispo se puso en contra de tal decisión, pero el Cabildo de la Catedral y los Padres Capuchinos decidieron traer la imagen.

Después de una serie de incidentes llovió y nevó abundantemente, con lo que creció enormemente el prestigio de esta imagen de la Fuensanta, en detrimento de la de Arrixaca, cuyo culto y devoción comenzó a declinar.

Durante las grandes epidemias que asolaron la región de Murcia los años 1834, 1854, 1865 y 1885, así como en las numerosas inundaciones, el patrocinio de la Virgen fue evidente, y así lo reconocieron los murcianos.

El Santuario de la Virgen es hoy uno de los más visitados del país, no sólo como lugar de peregrinación sino también por la belleza del enclave.

Fue a finales del XVII que se comenzó la construccion de un nuevo templo más acorde con el gran poder de convocatoria que estaba adquiriendo La Fuensanta. En 1694 se derriba la vieja ermita y se comienza a construir el Santuario actual, terminado en 1712.

En el interior de la iglesia se encuentra la venerada talla de la patrona. La imagen de la Virgen, es una escultura del siglo XV de madera estofada. Es una escultura de origen gótico y retocada en el siglo XVIII.

La hermosura de la imagen es indiscutible, cuyo aspecto se embellece con lujosos ropajes, joyas y coronas regaladas por los fieles, siendo el color tostado de su cara el que ha motivado que sea cariñosamente conocida con el sobrenombre de “La Morenica”.

El Santuario está custodiado por un monasterio de religiosas benedictinas.

En un arranque de fervor patriótico, durante la Guerra de la Independencia en contra de los franceses, la Virgen de la Fuensanta fue proclamada Generala de las tropas españolas el 27 de mayo de 1808. El Brigadier don Pedro González de Llamas Molina le ofrendó su fajín de general, que todavía ostenta, y dio nombre a un batallón de caballería.

Es Patrona de Murcia desde 1731. El 24 de abril de 1927 fue coronada canónicamente por el nuncio apostólico, el futuro cardenal Tedeschini.

fuente:http://mariamadrecelestial.blogspot.com/…/13-de-marzo-nuest…

❤️Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


1 comentario

Tere · 13 marzo, 2019 a las 10:22 am

Las rogativas son oraciones públicas que se hacen en la Iglesia romana en los tres días que preceden a la fiesta de la Ascensión, para pedir a Dios la conservación de los bienes de la tierra y la gracia de estar libres de los azotes y desgracias.

Comentario