14 JULIO - San Camilo de Lelis, Servidor de los Enfermos

Nació en Abruzos (Italia) en 1550. Siguió la carrera militar pero por una llaga en un pie, acude a un hospital en Roma donde ayuda a atender enfermos. Pero adquirió el vicio del juego. Fue expulsado del hospital y en Nápoles perdió todo, quedando en la miseria.

Tiempo atrás, en un naufragio, había hecho a Dios la promesa de hacerse religioso franciscano, pero no lo había cumplido así que ahora en completa pobreza entró como obrero con los Padres Capuchinos, y sintió la llamada de Dios a su conversión. Pidió perdón por sus pecados, dispuesto a cambiar por completo y pidió ser admitido como franciscano, pero se le abrió de nuevo la llaga en el pie, por lo que fue al hospital de nuevo y se curó. Después fué aspirante a capuchino; apareció de nuevo la llaga y tuvo que irse. De nuevo en el hospital se dedicó a atender enfermos, y fue asistente general del hospital. Dirigido espiritualmente por San Felipe Neri, estudió teología y fue ordenado sacerdote.

En 1575 se dio cuenta que los hospitales eran incapaces de atender bien a los enfermos y decidió fundar una comunidad de religiosos que se dedicaran a los hospitales.

No solo rezaba el rosario diariamente sino que animaba a que otros lo hicieran. Amaba entrañablemente a María Santísima, por la calle iba rezando el rosario, hacía reverencia ante las imágenes de La Virgen y los santos. Celebraba misa diaria aunque no era usual en ese tiempo y fué gran devoto de la Eucaristía.

San Camilo trataba a cada enfermo como trataría a Nuestro Señor Jesucristo en persona. Aunque tuvo que soportar durante 36 años la llaga de su pie, nadie lo veía triste o malhumorado. Fundó la Comunidad de Siervos de los Enfermos el 8 de diciembre de 1591. Ahora se llaman Padres Camilos. Murió el 14 de julio de 1614, a los 64 años.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: