La devoción de la Virgen del Carmen está profundamente arraigada al pueblo chileno, tanto que en jerga popular se dice que “La Virgen del Carmen es nacida y criada en Chile.”

Durante los períodos de Independencia y Reconquista, Chile se colocó bajo el amparo de la Virgen del Carmen y desde entonces muchas han sido las ocasiones en que Ella ha intervenido en favor de Chile.

El 14 de marzo de 1818, los residentes de Santiago y el clero se unieron a los revolucionarios para solicitar ayuda celestial, prometiendo que en el lugar de una victoria decisiva para la libertad sería construido un santuario a Nuestra Señora del Monte Carmelo. Sus oraciones fueron contestadas en la batalla de Maipú el 5 de abril de 1818.

Un primer templo se inaugura y es bendecido el 5 de abril de 1892. El 23 de noviembre de 1974 se inaugura y bendice un nuevo y magnifico santuario.

La imagen que lo preside fue traída desde Quito, Ecuador en 1785 y en 1945 se traslada al Templo.

En 1923 la Santa Sede, a petición del Episcopado Chileno, nombró a la Virgen del Carmen como Patrona Principal de todo el pueblo de Chile ya que antes lo era sólo del ejército y la armada chilena y en 1926 fue coronada solemnemente.

En 1968 los obispos de Chile describieron el templo de esta manera: 
“El Santuario de Maipú será santuario donde conozcamos y honremos mejor a María y la descubramos como una verdadera Estrella para Chile. Estrella donde resplandecen las virtudes que hacen posible y fecunda la convivencia: respeto, confianza, amor responsable. Estrella que guía, que exige caminar, desarrollarse, porque Ella misma no se detuvo nunca en el crecimiento de su gran servicio histórico: ser enteramente Madre del Señor que divide los tiempos. Será lugar de oración y ofrecimiento, donde los católicos agradezcan, pidan filialmente, hagan penitencia, alaben a nombre de ellos y de Chile entero.”

Resulta verdaderamente ejemplar, y digna de imitar la devoción del pueblo chileno a la Virgen María.

Para que la América Latina sea capaz de convertir sus dolores en crecimiento hacia una sociedad verdaderamente participada y fraternal, en Maipú se trata de asumir el desafío de educar hombres capaces de forjar la historia según la praxis de Jesús; especialmente capaces de asumir su propio dolor y el de nuestros pueblos, y convertirlos, con su espíritu pascual, en exigencia de conversión personal, en fuente de solidaridad con todos los que comparten este sufrimiento y en desafío para la iniciativa y la imaginación creadora. Así toda la existencia de María está referida a Cristo y toda depende de Él. Y en esto María es nuestro modelo.

El Papa Juan Pablo II visitó a la Virgen del Carmen en abril de 1987, visita en la cual le encomendó el continente Americano, para que conservara siempre su fidelidad a Cristo; pues como él lo dice es la fidelidad a la persona y a la doctrina de Cristo Jesús el punto clave de la Nueva Evangelización.

fuentes:
https://www.oblatos.com/nuestra-senora-del-carmen-en-maipu/

https://forosdelavirgen.org/…/nuestra-senora-del-carmen-de…/

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen.


0 comentarios

Comentario