En la noche de la Fiesta de la Anunciación, el 24 de marzo en el año 1400, unos pastores estaban cuidando de sus rebaños cuando de repente fueron atraídos por una luz brillante que provenía de la Capilla de San Juan Bautista, cerca de Chalons, Francia. Al acercarse a esa luz, vieron que en realidad era un espino totalmente envuelto en llamas y descubrieron una estatua de la Santísima Virgen que, a pesar de estar en medio de las llamas, no se quemaba.

El milagro continuó toda la noche y, al día siguiente, la noticia del milagro se propagó rápidamente. Las turbas de personas se congregaron alrededor de la zarza ardiente, rememorando el episodio protagonizado por Moisés en el Monte Horeb. El obispo de Chalons, Carlos de Poiters, también fue testigo de la zarza ardiente y la estatua milagrosa.

Cuando las llamas finalmente hicieron decaer, el obispo tomó con reverencia la estatua y la llevó en sus propias manos a la capilla vecina de San Juan. En el lugar del milagro, se inició la construcción de una iglesia para la consagración de la estatua milagrosa.

Nuestra Señora del Espino se convirtió en un lugar de peregrinación muy concurrido.

Durante la terrible Revolución Francesa, la estatua de Nuestra Señora de Espinas fue retirada del altar mayor y ocultada para su custodia. Años más tarde, la estatua fue traída de vuelta a la veneración.

Muchas curaciones han sido reportadas en el santuario, las cuales fueron verificadas por médicos.

La hermosa iglesia de Nuestra Señora del Espino ha sido reconocida por varios papas, incluyendo el Papa Calixto III, Pío II y Gregorio XV. El Papa León XIII ordenó la coronación solemne de la estatua milagrosa, diciendo: “Sí, la Virgen de la Espina será coronada en mi nombre. Prepárese para su diadema digna de la Madre de Dios y el pueblo al que protege … “.

Es un lugar de grandeza donde las almas cristianas se expanden en la adoración del Hijo de Dios, y muchos son los peregrinos de todas las descripciones que han visitado el santuario en los últimos años, entre ellos Santa Juana de Arco en 1429.


(fuente: www.roman-catholic-saints.com)


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: