En el siglo XVII llegó a la ciudad de Györ, que está a medio camino entre Viena y Budapest, una imagen de Irlanda.

Cuando Cromwell y su ejército invadieron Irlanda y los sacerdotes fueron encarcelados, demolidas las iglesias y perseguidos los católicos, Mons. Walter Lynch fue encarcelado en una isla y llevó consigo una imagen de la Virgen que estaba colgada en la Catedral de Clonfort durante muchos años.

Más tarde se escapó de la isla, llevando la imagen con él. Viajó primero a Portugal y luego a Györ, Hungría.

El obispo local lo hizo su auxiliar y a su muerte, el nuevo obispo Lynch legó la imagen a la Catedral en Györ.

La Catedral, que domina la ciudad, contiene la pintura milagrosa de Nuestra Señora de la Consolación – Consuelo de los Afligidos – pero se la conoce como la Madonna de las Lágrimas o la Virgen de Irlanda.

En el Día de San Patricio de 1697, cuando miles de personas se reunieron en la Catedral en Györ, aproximadamente a la 6 a.m. mientras se celebraba misa y en presencia de muchas personas, gotas de sangre, como de sudor, se observaron que venían de la figura de la Virgen en la pintura.

Varios sacerdotes trataron de limpiarla por medio de una tela de lino fino, el sudor vino de nuevo y continuó durante otras tres horas hasta las 9:00 horas.

Más tarde se llevaron la imagen de la pared para examinarla, pero no pudieron encontrar ninguna explicación natural.

La noticia se difundió rápidamente y jóvenes y viejos, se apresuraron a presenciar este fenómeno milagroso.

Este evento fue presenciado por miles y los testimonios fueron firmados por el Obispo, los sacerdotes, el clero protestante y un rabino.

Un observador declaró:
“Es imposible describir la conmoción que se produjo, el horror de algunos, un piadoso fervor de los demás, pero sobre todo, el deseo de ver el cuadro de cerca”.

Para disipar cualquier sospecha de posible fraude o engaño, las autoridades de la Iglesia tomaron la pintura de la pared, la separaron de su marco ornamental, la despojaron de sus listones de estiramiento y, finalmente la inspeccionaron de cerca, al derecho y al revés.

Se encontró que estaba libre de cualquier humedad natural y la pared donde estaba colgada, estaba bastante seca.

Por otra parte, separada y mantenida sola en una mesa, siguió sudando sangre de los ojos y una tela de lino, llamada sudario sirvió para retirar las gotas de sangre.

Mas tarde fue puesta bajo vidrio en un marco de plata y para ser vista en la Catedral donde se exhibe en el aniversario y en ocasiones importantes.

Se ha dicho por algunos que la Virgen lloraba por el sufrimiento causado por la ocupación turca del país y otros que fue debido a los pecados de la gente.

Ciertamente, Irlanda y Hungría han sufrido persecución durante los años, y la imagen de la Virgen con el niño Jesús acostado en una almohada es un enlace entre los dos países.


fuente: https://forosdelavirgen.org/80808/una-imagen-de-la-virgen-maria-que-lloro-lagrimas-de-sangre-en-hungria-14-08-13/

❤️Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Comentario