🔸Un día estando orando San Francisco de Asís en la Porciúncula, vio al Señor con su Santísima Madre y muchos ángeles, Jesús le dijo: “Francisco pide lo que quieras para la salvación de los hombres” y el exclamó : “Aunque yo soy un miserable pecador, yo te ruego querido Jesús, que le des esta gracia a la humanidad: dale a cada uno de los que vengan a esta Iglesia con verdadera contricción y confiesen sus pecados, el perdón completo e indulgencias de todos sus pecados”.

🔸Viendo que el Señor guardaba silencio, se dirigió con un confiado amor a María, refugio de los pecadores, y le suplicó: “Te ruego, a Ti, Santísima Madre, la abogada de la raza humana, que intercedas conmigo, por esta petición”. 
🔸Entonces Jesús miro a María, y Ella le sonrió a su Divino Hijo, como que si dijera: “por favor, concédele a Francisco lo que te pide, ya que esa petición me hace feliz a mí”.

🔸Inmediatamente Jesús le dijo a Francisco: “Te concedo lo que pides, pero debes de ir a mi Vicario, el Papa, y pídele que apruebe esta indulgencia”.

🔸Acudió al Papa con la petición la cual se la concedió pero solamente para un día del año, Francisco escogió Agosto 2, porque fue el primer aniversario de la consagración de esta santa capilla.

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Comentario