En el Santuario en honor a Nuestra Señora de Brujas (Bélgica) se conserva la famosa reliquia de la Santa Sangre, que es el centro de gran parte de los peregrinos.

El Santuario de Nuestra Señora de Brujas es un pequeño templo católico que se encuentra en la plaza Burg de la ciudad de Brujas en Bélgica.

Este lugar tiene una importancia particular porque ahí está una de las reliquias más veneradas, que es la sangre de Cristo, recogida por José de Arimatea.

La leyenda dice que este hombre limpió la sangre de Jesucristo con un pedazo de tela justo después de la crucifixión y lo guardó durante mucho tiempo y luego, después de pasar por diferentes lugares, llegó a Brujas.

La reliquia de la Santa Sangre está en el altar de plata dentro de un tabernáculo que tiene la escultura del cordero de Dios, en una de las capillas laterales de este lugar.

La reliquia de la Sangre se conserva en una botella de cristal de roca que data de los siglos XI o XII desde su llegada a Brujas alrededor del año 1250, cabe mencionar que nunca se ha abierto. Es casi seguro que la botella se realizó en la antigua Constantinopla, hoy Estambul, y estaba destinada simplemente para contener perfume.

Esta reliquia se muestra al público todos los viernes para la veneración de los fieles.

La procesión de la Santa Sangre se celebra cada año en Brujas durante el mes de mayo que van del 3 al 17 de mayo.

El santuario está dedicado a María, porque fue ella la que dio su propia sangre a su Divino Hijo, el Dios-Hombre. Como en todos los santuarios marianos, los milagros tienen lugar a través de la intercesión de la Madre de Dios.

Entre las reliquias que se encuentran es el Santuario también está Nuestra Señora de Brujas, una escultura de mármol de la Virgen y el Niño Divino hecha por Miguel Ángel. Las características de la Santísima Virgen representados en Nuestra Señora de Brujas son muy similares en apariencia a la famosa Piedad, de Miguel Ángel, la que se decía que había terminado justo antes de esta escultura.

Como medida de precaución, después que una bomba fue colocada ante la estatua de la Piedad en la Basílica de San Pedro en 1972, la Madonna de Brujas se colocó detrás de un vidrio a prueba de balas , por lo que el público ahora sólo se puede admirar la escultura a varios metros de distancia.

fuentes:https://serturista.com/…/basilica-de-la-santa-sangre-y-su-…/

http://cofrades.sevilla.abc.es/…/reliquia-de-la-santa-sangr…
http://mariamadrecelestial.blogspot.com/…/21-de-marzo-nuest…

❤️Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Comentario