23 JULIO - Santa Brígida
 
“Cristo murió por mí. ¿Y yo, qué haré por Él?”.
Brígida significa: Fuerte y brillante.
Brígida nació en Upsala (Suecia), en 1303.

Esta santa mujer nace en una familia que hereda una gran religiosidad. Incluso realizaron una peregrinación a Jerusalén; se confesaban y comulgaban los viernes, y siendo familia de gobernantes de Suecia, con muchas posesiones, construyeron iglesias y conventos y ayudaron a los pobres.

Se cuenta que desde niña Brígida tuvo visiones. Una vez vio a la Virgen María colocarle una corona en su cabeza. En otra ocasión vio ante ella a Jesucristo torturado y muerto en la cruz. Estos dos dilemas, la profunda devoción a María y las meditaciones sobre el sufrimiento de Cristo, marcarían toda la vida de Brígida.

Leían vidas de Santos. A los seis años tuvo su primera revelación. La Sma. Virgen la invita a llevar una vida santa, del agrado de Dios. En adelante las apariciones son frecuentísimas, hasta llegó a creer que eran imaginaciones. Pero un sacerdote sabio de Suecia, después de estudiar su caso, le dijo que eran mensajes celestiales.

A los 13 años oyó una predicación de la Pasión y Muerte de Jesucristo, y Brígida quedó totalmente entusiasmada por nuestro Redentor. Así su devoción preferida fué la de Jesucristo Crucificado.
 Rezando ante un crucifijo chorreante de sangre, dijo a Nuestro Señor: - ¿Quién te puso así? - y Cristo le decía: "Los que desprecian mi amor. Y no le dan importancia al amor que yo les he tenido".

Y se propuso que quienes trataran con ella amaran más a Jesucristo. Se casó y tuvo un matrimonio feliz 28 años. Tuvo 8 hijos, cuatro varones y cuatro mujeres. Una de ellas fue Santa Catalina de Suecia. Un hijo fue religioso. Otro más pícaro pero a la hora de morir pidió perdón de sus pecados a Dios. Dos de sus hijas se hicieron religiosas, y otra fue "la oveja negra de la familia".
 
Brígida sabía que se gastaba demasiado dinero en lujos y se explotaba al pueblo. Llamó la atención a los reyes, sin éxito, peregrinó a Santiago de Compostela con su esposo quien enfermó. Brígida oró por él y San Dionisio concede la curación, si dedicaba su vida a ser santa. El marido curó y entró de religioso cisterciense y unos años después murió santamente.

 En una visión Brígida oyó que Jesús Crucificado le decía: "Yo en la vida sufrí pobreza, y tú tienes demasiadas comodidades". Asi que vistió como la gente pobre, durmió sobre tablas y repartió sus bienes llegando a ser muy pobre.

 Con su hija (Santa Catalina de Suecia ) fue a Roma, 14 años dedicada a la oración, ayudar enfermos, a peregrinar orante en santuarios, y a dictar sus revelaciones .Sufrió fuertes tentaciones. Desde Roma escribió a autoridades civiles y eclesiásticas y al mismo Sumo Pontífice,corrigiendo errores y dando consejos muy provechosos para mejorar las costumbres y disminuir los vicios.
 
Fundó la Comunidad de San Salvador, llegó a tener 70 conventos de monjas en Europa.
 
Visitó los lugares santos donde vivió, predicó y murió Nuestro Señor Jesucristo, y allá recibió revelaciones de cómo fue la vida de Jesús. Las escribió en sus revelaciones, y son muy interesantes. En Tierra Santa parecía vivir en éxtasis.
 Al volver de Jerusalén se sintió débil y el 23 de julio de 1373, a los 70 años murió en Roma con gran fama de santidad. 18 años después fue declarada santa por el Sumo Pontífice. Sus revelaciones eran leídas a los fieles en las misas.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: