“Protectora del Pueblo Romano” es un título dado al bizantino icono de la Virgen y el Niño sosteniendo un pañuelo y el libro del Evangelio.

El icono ha sido considerado como milagroso y se ha llevado en procesiones alrededor de Roma muchas veces.

La plaga en Roma (591) termina después que el Papa San Gregorio encabeza una procesión con la pintura de Nuestra Señora.

Salus Populi Romani es una de las llamadas “imágenes de Lucas”.

De acuerdo con la tradición, después de la crucifixión, cuando la Virgen se trasladó a la casa de San Juan, se llevó con ella un par de objetos personales, entre los que había una mesa construida por el Redentor en el taller de San José.

Vírgenes piadosas de Jerusalén pidieron a San Lucas pintara un retrato de la Madre de Dios, en la parte superior de esta tabla para recordar a su imagen.

La pintura permaneció en Jerusalén hasta que fue descubierta por Santa Elena en el Siglo IV.

Junto con otras reliquias sagradas, la pintura fue trasladada a Constantinopla, donde su hijo, el emperador Constantino, erigió una iglesia para su entronización.

La devoción papal incluye al Papa Benedicto XVI quien venera la imagen en varias ocasiones y se refiriera a la Virgen María, como madre de Dios con ese título.

El Papa Francisco también hizo de este icono uno de sus primeros lugares de peregrinación el día después de su elección al papado.

Fuente www.catholic.net

❤ Hagamos conocer y amar a María difundiendo este mensaje


#virgenmaria #fatimazoporlapaz #totustuus #paz #peace 

#papafrancisco #virginmary #ourlady #roma #sanlucas

#papabenedictoXVI #benedictoXVI


0 comentarios

Comentario