🔸La tradición data del año 1140 cuando una mujer con gran brillo se apareció a un guardia donde se construía una iglesia en Rossano, Italia. La mujer le pidió que abandonara el sitio y a la mañana siguiente se vio en un pilar del edificio una imagen de la Santísima Virgen, que parecía pintada, sin embargo le nombraron “acheropita” porque significa: no hecha por manos humanas
.
🔸El abad Orsini refiere que cerca de la pequeña capilla había una cueva donde vivió un ermitaño llamado Efrén muy devoto de la Virgen María, en el año 580, un capitán llamado Mauricio aterrizó en aquel lugar desviado de su curso por los vientos, al verle el ermitaño le saludó diciendo que había llegado allí por intercesión de la Virgen para ser nombrado emperador y construir en aquel sitio una iglesia
.
🔸Dos años después aquel hombre fue coronado emperador y recordando la profecía envío artistas para pintar una imagen adecuada de la Santísima Virgen en la cueva; pero nadie podía explicar lo que ocurría, el trabajo de los artistas durante la noche misteriosamente desaparecía
.
🔸El gobernador extrañado pidió que la cueva fuera vigilada durante la noche. En eso estaba el guardia cuando una mujer de gran belleza salió de la nada en medio de una luz brillante con una capa de seda blanca pidiéndole se retirara lo cual hizo
.
🔸A la mañana siguiente el gobernador informado de lo sucedido acudió a la cueva, y pudo constatar para sorpresa de todos que había una imagen pintada de Nuestra Señora similar a los iconos bizantinos que había visto antes justo en el lugar donde los artistas intentaban realizar su trabajo
.
🔸La imagen se convirtió en objeto de veneración para la gente de Rossano con lo cual se construyó a lado de la gruta una nueva iglesia para satisfacer la piedad popular de una forma más digna. Hoy día es la Catedral de Rossano y la imagen se conserva aún en la gruta
.
❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: