265. O S茅culo
#FatimaParaHoy pag 119
.
馃棡 O Seculo era un peri贸dico progubernamental y anticlerical de amplia circulaci贸n no solo en Lisboa, sino tambi茅n en las provincias circundantes.
.
馃挃 El reportero Avelino de Almeida hab铆a escrito art铆culos negativos sobre las apariciones, que, ir贸nicamente, ayudaron a hacerle publicidad al milagro prometido.
.
馃攳 Este es un extracto del art铆culo de Almeida en O S茅culo acerca del milagro del sol:
.
鈥 Desde la carretera, donde los veh铆culos estaban estacionados y donde estaban congregadas centenares de personas que no se hab铆an atrevido a desafiar el lodo, uno pod铆a ver la inmensa multitud volverse hacia el sol, que apareci贸 sin nubes y en su cenit. Parec铆a como una placa de plata sin brillo, y era posible mirarlo sin la menor molestia f铆sica. Habr铆a podido ser un eclipse que estaba ocurriendo. Pero en ese momento se escuch贸 un gran clamor, y uno pod铆a o铆r a los espectadores que estaban m谩s cerca de uno y que gritaban: 鈥溌n milagro! 隆Un milagro!鈥. . . Ante los ojos at贸nitos del gent铆o, cuyo aspecto era b铆blico pues ten铆an todos la cabeza descubierta y exploraban 谩vidamente el cielo, el sol se estremeci贸, hizo unos incre铆bles movimientos repentinos fuera de todas las leyes c贸smicas . . . el sol 鈥渄anz贸鈥, seg煤n la t铆pica expresi贸n de la gente . . . De pie en el estribo de un autob煤s hab铆a un anciano. Con la cara vuelta hacia el sol, estaba rezando el Credo en voz alta. Pregunt茅 qui茅n era; lo vi despu茅s acerc谩ndose a aquellos que estaban a su alrededor y que todav铆a ten铆an puesto el sombrero, para rogarles con vehemencia que se descubrieran la cabeza ante una demostraci贸n tan extraordinaria de la existencia de Dios . . . Las personas comenzaron entonces a preguntarse unas a otras qu茅 era lo que hab铆an visto. La gran mayor铆a admit铆a haber visto el sol que temblaba y danzaba; otros afirmaban que hab铆an visto el rostro de la Virgen Sant铆sima; a煤n otros juraban que el sol giraba sobre s铆 mismo como una rueda gigante y que luego bajaba hacia la tierra como si fuera a quemarla con sus rayos. Algunos dec铆an que lo hab铆an visto ir cambiando sucesivamente de colores".
.

0 Comments

D茅janos un comentario