La basílica [de] Nuestra Señora de Nuestra Señora del Buen Socorro (en francés, basilique Notre-Dame de Bonsecours) es una destacada iglesia del siglo XIX de Francia de estilo neogótico que se encuentra en Bonsecours, cerca de Rouen en el sitio de peregrinaciones dedicado a María de Nazaret.

La basílica fue clasificada como monumento histórico desde 2004 y el 2 de febrero de 1919 fue elevada al rango de basílica menor.

Existió desde 1034. Perteneció a los señores de Pavilly que la cedieron a los religiosos de Saint-Lô en 1186.

De la antigua iglesia, arruinada por la Revolución Francesa, se conserva la pieza más importante y la más venerada, la estatua de Nuestra Señora de Bonsecours, en madera policromada del siglo XVI, así como sillas del coro de madera del siglo XIII.

Algunas grandes Catedrales y Basílicas antiguas de todo el mundo guardan historias relacionadas a María Santísima que no siempre son descubiertos con el paso de los siglos y la información no siempre es detallada, como en este caso, sin embargo, en toda edificación desde sus majestuosos portales, las grandes catedrales dedicadas a la Virgen ofrecen una catequesis mariana de naturaleza cristocéntrica; los fieles han pasado de un mundo exterior a la intimidad de la Iglesia, de la Virgen María, para ser formados, educados, conducidos al altar, a la Eucaristía y a la unión con Dios.


0 comentarios

Tu opinión es importante. Déjanos un comentario