28 ENERO - Santo Tomás de Aquino

Nació en Rocaseca, cerca de Aquino, Nápoles. Fue el menor de los 12 hijos. Comenzó sus estudios con los benedictinos y continuó por 5 años en la Universidad de Nápoles. Entra a la Comunidad de Padres Dominicos pero su familia se opone. Trata de huir hacia Alemania, pero sus hermanos lo apresan en el castillo de Rocaseca 2 años.  Ahí estudia la Biblia y teología.

Los hermanos, al ver que no logran convencerle contra su vocación, le envían a una mujer para que lo haga pecar. Tomás la amenaza con quemarle el rostro si se atreve a acercársele, ella huyó espantada.

Ya libre, fue a Alemania a estudiar bajo el dominico Sn Alberto Magno. Sus compañeros tomaban a Tomás por tonto, y le apodaron "el buey mudo". Pero un día, uno de ellos leyó sus apuntes y se los dió a San Alberto. Al leerlos, les dijo: "Ustedes lo llaman el buey mudo. Pero este buey llenará un día con sus mugidos el mundo entero".
Más aún que su sabiduría, destacaba su devoción. Pasaba horas en oración y tenía un profundo amor a la Eucaristía.

En 1259 el Papa lo llama a Italia donde por siete años recorre el país predicando y enseñando.

En 4 años escribe: "La Suma Teológica", fundamentándose en la Sagrada Escritura, la filosofía, la teología y la doctrina de los santos. Explica todas las enseñanzas católicas.

Su devoción por la Virgen María era muy grande. En el margen de sus cuadernos escribía: "Dios te salve María".

Frecuentemente la invocaba “Trono de la Sabiduría. Rogad por nosotros”. De sus predicaciones cuaresmales en Nápoles, en 1273, se ha recogido la explicación que hizo sobre el Avemaría.
 
A la Virgen le pedía que le consiguiera la asistencia del Espíritu Santo y en verdad que la obtuvo, porque uno de los más preciosos regalos que Nuestra. Señora le concede a sus devotos es una gran infusión del Espíritu Divino.
 
Una de las gracias más preciosas que la Virgen obtuvo para Santo Tomás fue una gran fortaleza para mantenerse totalmente casto hasta el último momento de su vida. A Ella le había consagrado su pureza, y Ella lo ayudó a mantenerse fiel. Por todo lo indicado se lo ha dado en llamar el favorecido de María.
 
En la biblioteca Vaticana esta uno de sus manuscritos. En él encontramos algo sorprendente y digno de admiración. A través de todo el texto, sin relación alguna con lo que sigue se encuentran diseminadas estas dos palabras: “AVE MARÍA”. Se dice que Sto. Tomás las escribía cuantas veces se veía precisado de inspiración y ayuda de lo alto.

Partió a la Casa del Padre un 7 de marzo de 1274 a los 49 años. Su cuerpo fue llevado con mucha solemnidad a la Catedral de Tolouse un 28 de enero.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: