El abad Orsini contaba que en la fiesta de Castelbruedo, el día de la Anunciación, cada año se veían tres luces de color azul entrar por la ventana y brillar a través de las ventanas de la iglesia de Oliana (Cataluña).

Esas luces encendían las lámparas y velas de cera y salían por la misma ventana por la que habían entrado.

Las lámparas y velas desaparecían tres días después de la fiesta, el 28 de marzo.

A causa de este suceso la Iglesia de Olion fue venerada bajo el título de Nuestra Señora de Castelbruedo.

A pesar de mucha investigación, la desaparición de las velas y lámparas no pudo nunca explicarse.

Entonces se dio como entendido que esto sucedió para honrar a Nuestra Señora.

Fuente :https://www.roman-catholic-saints.com/our-lady-of-castelbru…

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: