45. 

“Ofrezcan constantemente oraciones y sacrificios”

El ángel hizo hincapié en la necesidad de que los niños rezaran aún más de lo que lo habían estado haciendo.

Ellos respondieron con gran generosidad rezando con frecuencia la Oración del Perdón.

Para una persona promedio, aprender a orar con tanta fidelidad lleva años.

Con las gracias extraordinarias que estaban recibiendo, los niños estaban aprendiendo a hacer esto rápidamente.

El ángel les recordó una vez más que Jesús y María tenían planes para sus vidas.

Tenían que desarrollar una fuerte vida de oración para tener el valor y la generosidad para responder a esos planes.

Además de la oración, el ángel mencionó la necesidad de ofrecer sacrificios.

Cuando Lucia le preguntó cómo debían hacer sacrificios, el ángel le contestó:

De todo lo que puedan hagan un sacrificio, y ofrezcanselo a Dios como acto de reparación por los pecados con los cuales se le ofende a él, y de súplica por la conversión de los pecadores.

Así atraerán la paz sobre su patria. Yo soy su Ángel Custodio, el Ángel de Portugal. Sobre todo,
acepten y soporten con sumisión el sufrimiento que el Señor les envíe.

Esta afirmación del ángel contiene algunos de los elementos más importantes y básicos del mensaje de Fátima.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: