A mediados del siglo XIX fue nombrado obispo de Puerto Rico, el catalán Monseñor Gil Esteve y Tomás, y llevó consigo a la isla la devoción a Nuestra Señora de la Divina Providencia, originaria de Italia.

Mons. Gil Esteve puso gran empeño en fomentar esta devoción reconstruyendo la Catedral, y en poco tiempo consiguió, ayudado por los fieles, recursos para adquirir, en Barcelona, la Sagrada imagen de la Virgen, le levantó un altar y estableció su culto el día 2 de enero, que quedó designado como su fiesta anual.

La imagen original venerada por los Siervos de María y otras órdenes religiosas italianas, es un óleo en el que aparece la Virgen con el Niño Jesús dormido plácidamente en sus brazos.

La isla de Puerto Rico (llamada por los indígenas “Borinquén”), fue descubierta el 19 de noviembre de 1493, cuando Colón desembarcó en ella durante su segundo viaje. Por tal motivo dicha fecha fue elegida para su solemnidad en 1969, cuando S. S. Pablo VI declaró a Nuestra Señora Madre de la Divina Providencia, como patrona principal de la isla de Puerto Rico, en el decreto del Papa se indicaba que la fecha de la Virgen debía trasladarse del dos de enero (aniversario de la llegada de la imagen a la isla), al 19 de noviembre, uniendo de esa forma la veneración a la Santísima patrona, con el descubrimiento de la isla.

FUENTE: EWTN
❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: