🔸En el siglo IV, vivía en Roma una piadosa pareja que habían sido bendecidos con abundancia de bienes y de fe, pero no podían tener hijos. Así que decidieron nombrar como heredera a la Santísima Virgen y le rezaron con devoción para que les mostrara a quien darle su herencia.

🔸Nuestra Señora agradecida, se les apareció la noche del 4 de agosto diciéndoles que deseaba que construyeran una basílica en el Monte Esquiliano, en el punto preciso que ella señalaría con una nevada. A su vez se le apareció al Papa Liberio con el mismo mensaje.

🔸En la mañana siguiente, el 5 de agosto, mientras brillaba el sol en pleno verano, la ciudad quedó sorprendida al ver en el monte Esquiliano un terreno nevado. La nieve cubrió exactamente el espacio que debía ser utilizado para la basílica y desapareció una vez señalado el lugar. Pronto se construyó la Basílica de Santa María la Mayor.

❤️ Hagamos conocer y mover y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: