Dedicado a Nuestra Señora del Socorro fue construido el santuario en madera en 1655 bajo el impulso de Marguerite Bourgeoys. Durante 300 años ha sido el santuario para la gente que sale de Montreal por los siete mares.

Sobre la entrada hay un mensaje inscrito: “Si el amor de María está grabado en su corazón, no se olvide de una oración en lo que pasa.”

Marguerite Bourgeoys primera maestra de Ville-Marie, fundó la Congregación de Notre Dame, una comunidad de mujeres capaces de dirigirse allí donde se les necesita, sus esfuerzos apuntan a promover la educación religiosa, moral y práctica de los hombres y, sobre todo, de las mujeres para permitirles una vida fructífera y para que puedan jugar plenamente, su rol en el desarrollo de las sociedades donde viven.

Santa Margarita Bourgeoys, cuando regresó de Francia en 1673, trajo con ella una estatua de madera de Nuestra Señora del Socorro. Todavía se puede ver en el relicario del lado del evangelio del altar.

En 1675 fue reconstruido el santuario en piedra, pero un fuego la destruyó en 1754. 
La estatua fue encontrada ilesa entre las brasas que quedaban del santuario.

Fue reconstruido nuevamente y ampliado entre 1886 y 1891; Los frescos del techo que representan escenas de la vida de María son de François-Edouard Méloche.

En la capilla hay una impresionante estatua de María. En 1849 el obispo de Montreal colocó una estatua de la Virgen María, Estrella del Mar, en lo alto de la torre con vistas al puerto. Por esta razón, la capilla es también conocida como la Iglesia del marinero. Hay ofrendas votivas, barcos tallados, modelos de barcos de vela suspendidas de la bóveda de la capilla en acción de gracias a la Virgen. En el siglo XIX, la capilla se convirtió en un lugar de peregrinación para los marineros que venían a agradecer a la Virgen por su asistencia en su regreso a salvo del mar.

Los restos mortales de Santa Margarita Bourgeoys fueron enterrados en el santuario de la iglesia en el año 2005, el 350 aniversario de Notre-Dame-de-Bon-Secours. Ella se apoya ahora a los pies de la estatua que ella misma había traído de Francia.

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: