🔸La crónica relata que un comerciante, se había robado la imagen de la Virgen, se embarcó con la intención de venderla en una feria en Amberes. Misteriosamente, nunca pudo alejarse del puerto. Alarmado por este prodigio, restauró la imagen que había quitado, y trasladado solemnemente a la Iglesia de San Juan Bautista.

🔸Fue en el santuario de Nuestra Señora de Schiedam que la mística Santa Liduvina, pasó noches enteras en oración.

🔸Santa Liduvina oró mucho a pesar de su sufrimiento, y se dedicó sobre todo a la Eucaristía y voluntariamente dio su angustia por el amor de Dios. También fue estigmatizada, y su dieta consistía durante algún tiempo en nada que no sea el Santísimo Sacramento. Santa Liduvina recibió varias visiones, muchos de ellas del Cielo y el Infierno.

❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: