74. 🔺 RESUMEN SEGUNDA APARICIÓN ÁNGEL DE LA PAZ
.
En este segundo mensaje, el ángel enseñó:
.
1. A los niños, cómo debían adorar a Dios con santa reverencia e intercesión por los pecadores.
.
2. El Ángel al cuestionar a los niños "¿Qué hacen?" les mostró claramente el abismo que existe entre el espíritu del mundo y el espíritu de la fe, y mostrar claramente cómo dejamos pasar el tiempo descuidadamente con cosas superficiales. 
.
3. Luego, los exhortó a "orar mucho". Esto es muy importante pues la oración es expresión de nuestro amor a Dios y al prójimo.
.
4. Además de la oración, el Ángel exhorta a los niños a ofrecer continuamente sacrificios. Sacrificarse es orar con el cuerpo, y tiene mucho valor esta forma de oración, porque es unirse al sacrificio de Jesús en la Cruz.
"De todo lo que puedan ofrezcan sacrificios para reparar los pecados, por los cuales Dios es ofendido, e imploren la conversión de los pecadores".

4. Les manifiesta la elección de los Dos Corazones sobre sus vidas: ellos tienen una misión que cumplir por la humanidad a través de su fíat, de su libre y generosa cooperación, por lo tanto debían ser responsables, pues mucho dependía de ellos.

5. El ángel les hace comprender que el amor siempre es responsable. La persona humana, dijo San Juan Pablo II, es un actor en el drama del mundo, en el cual escribe la verdadera historia, la historia del amor o de su negación.

6. El Ángel se despide diciéndoles que él es el “Ángel de Portugal”, lo cual quiere decir que no solo las personas tienen un Ángel Custodio, sino que el país tiene su propio Ángel Custodio.

Terminamos con la siguiente reflexión de Lucia:

"Estas palabras (del Ángel) se impregnaron en nuestro espíritu como una luz que nos permitió conocer, quién es Dios, cómo nos ama y quiere también ser amado por nosotros. Reconocimos el valor del sacrificio y cómo es agradable a Él; y como convierte a través de él, a los pecadores. A partir de este tiempo comenzamos a ofrecer al Señor todo lo que nos costaba gran esfuerzo, pero en aquel tiempo no buscábamos otras mortificaciones o ejercicios penitenciales, sino estar postrados sobre la tierra por horas, y solo repetir la oración del Ángel”.
.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: